Quantcast
Cultura y Entretenimiento

Lo que no sabías de la música…

Google

El mundo de la música es uno de los más excitantes, complejos, misteriosos y satisfactorios que rodean e interactúan con el ser humano: capaz de exponenciar nuestros sentidos, mejorar nuestra circulación y capacidades cognitivas, así como de hacernos recordar e inspirarnos, presume de una serie de curiosidades que puede desconozcamos y queramos añadir a nuestro bagaje cultural:

1.- Si has recibido alguna capacitación musical durante tu vida (sobre todo en edades tempranas), el estudio de Nina Kraus publicado por la revista Nature Reviews Neuroscience afirma que eres de ese porcentaje afortunado que establece conexiones neuronales mas efectivas, tales como desarrollar un mejor vocabulario y capacidad de lectura.

2.- Se dice, entre otras cosas, que disfrutamos de mejor manera la música que escuchamos durante nuestra segunda década de vida, y que es la que seguramente elegiremos por el resto de nuestros días.

3.- Hay un fenómeno que nos ataca a todos, tanto con algunas de nuestras piezas favoritas como con otras que no disfrutamos conscientemente: la repetición mental de diversos pasajes musicales, esto se denomina gusano musical.

4.- Existen géneros musicales que nos suben al ánimo, mejoran nuestra concentración y potencian nuestra resistencia física, como lo son el rock y pop, ideales para ejercitarnos por aumentar tal resistencia en un 15% (Journal Sport & Exercise Psychology).

5.- Escuchar música de nuestro agrado produce una mejor circulación sanguínea, puesto que los vasos se ensanchan durante su reproducción; efecto contrario al presenciar una pieza que nos disgusta.

6.- Según científicos israelitas (y como muchos hemos confirmado empíricamente), cerrar los ojos mientras escuchamos música produce un mayor efecto en nuestras emociones; sobre todo si se trata de piezas intensas o con ritmos intrigantes.

7.- Puede sonar un tanto obvio, pero tal como la lectura nos ayuda a ampliar horizontes, la música nos provee de nuevos conocimientos y experiencias, no solo los derivados de las sensaciones ocasionadas, sino de su forma intrínseca: como puede ser aprender nuevos idiomas o mejorar nuestra pronunciación.

8.- Escuchar música de baja frecuencia motiva estados de relajación, permitiendo un estilo de vida más saludable: facilita la conciliación del sueño y reduce los niveles de estrés.

9.- Y a más volumen, más alcohol: por ello, en los bares se incita a beber más en menos tiempo (Alcoholism: Clinical & Experimental Research, 2008):

 

Video: YouTube

Fuentes: Muy Interesante/Que te escuchen/Redacción

Haga clic para comentar

Haz un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba
A %d blogueros les gusta esto: