Quantcast
Cultura y Entretenimiento

¡Este fin de semana fue del Corona Capital!

Foto por: Estefanía Parra

Este fin de semana vivimos la edición 2016 del famosísimo Corona Capital, y aunque seguimos arrastrando los pies del cansancio y de la buena vibra -así como superando algunos desfiguros ajenos vistos en la explanada-, es momento de compartirles los mejores momentos del festival, que este año se puso bueno.

Aunque algo deprimidos porque la tecnología satelital no estuvo de nuestra parte, nos urge compartirles lo mero bueno que nuestra presencia mortal (civil con intentos periodísticos) nos permitió durante las tardes del sábado 19 y domingo 20 de noviembre.

Hemos de advertir que durante el paso de la tarde, la exploración de las diversas experiencias del festival fue una de nuestras prioridades, así nos hicimos de algunos nuevos compañeros en las filas, vivimos el videojuego VR de Ray-Ban y chuleamos nuestra propia gorra gracias a Smirnoff.

Casa Corona fue, sin duda alguna, una de las estaciones más recurrentes de los asistentes, ya que entre los cómodos espacios que lucían para descansar (entre sillones y columpios), ofrecían cortes de cabello de estilos contemporáneos totalmente gratis, así como la impresión de una lona temática con una frase musical de alguna banda del evento a las primeras 500 personas que se pusieran vivas:

Entre los pasillos de comida que se decoraban tanto con stands como con foodtrucks, destacaba el dedicado a la comida gourmet, en el que encabezaban cadenas como L’Encanto de Lola (con una promo que nos robó el corazón) y La Pantera Fresca, heladería famosa por añadir un conejito de chocolate Turín en sus paletas heladas:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una de las atracciones que enfilaba más gente era la enigmática propuesta de Marlboro que, con una tienda que apenas y reconocías como propia de la marca (por los colores poco usuales y la ausencia de branding), permitía a los asistentes registrarse, obtener una máscara teñida por técnica de inmersión, y la oportunidad de ganar un viaje todo pagado a Berlín:

corona-capital-16-territorio-informativo

Como siempre, Coca Cola hacía lo suyo, y para ofrecer una experiencia inolvidable, divertida y nostálgica, se montó un centro arcade en el que podías disfrutar lo mejor de las maquis del siglo pasado:

corona-capital-11-territorio-informativo

Como muchos ya sabíamos, entre todo el arte que adornaría al festival destacaban las intervenciones de artistas mexicanos que homenajeaban a grandes de la música que se nos han adelantado, tales como David Bowie, Leonard Cohen y Prince:

Y seguramente, para muchos y para la propia marca Corona, fue el momento ideal para conocer Corona Cero, el modelito de la firma que ofrece un sabor muy singular y parecido a la cerveza pero sin un solo grado de alcohol, justo para aquéllos que disfrutan degustar el amargo carbonatado sin tener que ceder a sus opiosidades:

Corona Cero. Imagen; YouTube

Corona Cero. Imagen: YouTube

A lo que nos truje Chencha… aún embelesados por la grandiosa oferta comercial, gastronómica y musical del evento, es evidente que no podíamos dejar de entregarnos a las musas que, aunque difícil en una agenda tan compleja de degustar, prestamos nuestros puerquecitos al son de los Pet Shop Boys, The Killers, Eagles of Death Metal, Grimes y Lana del Rey.

Iniciando con el clásico West End Girls, los británicos no tardaron en hacer vibrar a la audiencia con sus maravillosos sonidos y juegos de luces, ritmos a los que su eclecticismo ya nos tiene acostumbrados.

Pet Shop Boys en escenarios (a lo lejos ._.).

Pet Shop Boys en escenario, a lo lejos :(.

 

Video: YouTube

Con un mensaje tan omnipotente como pasional, The Killers cerraría el primer día del Corona con la ovación homogeneizada de los asistentes que, entre euforia y dinamismo político, crecían su entusiasmo al unísono.

Para la tarde del domingo, fue Eagles of Death Metal quien nos puso en ambiente con su escenografía socialmente provocativa y las incursiones de Jesse Hughes en el micrófono que, como todo un showman, emitía la simpatía histriónica de Bowie y una cadencia como de Gary Oldman.

Grimes -para muchos de los que nos entregamos por vez primera a la grandeza del Corona y al ferviente y característico talento de la canadiense Claire Elise Boucher– fue una de las experiencias más efervescentes del festival pues, con la energía que desató en el escenario junto con su par de bailarinas y músico de apoyo, la aguda electricidad y profusos guturales de sus diversas canciones nos permitieron desatar a los demonios de euforia que nos quedaban ese fin de semana.

Y ya habiendo desahogado los éxtasis, nos quedaba el eterno desasosiego para el que nos acurrucó una fresca y sensual Lana del Rey, que entre montajes de filmes viejos, secuencias de sus diversos videos, y uno que otro switcheo a su performance, nos permitió despedir el escenario Doritos con un poco de esperanza añejada y un mucho de nostalgias imperdonables.

Video en Instagram por Melissa Rivera.

 

Fotos por: Estefanía Parra

Fuente: Redacción

Haga clic para comentar

Haz un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Somos el primer medio de comunicación mexicano enfocado en noticias positivas, de caracter local, nacional e internacional.

© 2015 Territorio Informativo. Territorio Informativo, TI, el logotipo, "No todas son malas noticias" son marcas registradas por Cilantro Digital Group S.A de C.V

Arriba
A %d blogueros les gusta esto: