Quantcast
Ocio

No te imaginas todo lo que tus heces dicen de ti

Google

Para la distinguida sociedad el tema de defecar es un verdadero tabú, a pesar de que todos lo hacemos, incluso varias veces al día y fuera de nuestra apacible morada, porque cuando es necesario… es necesario.

Sin embargo, en el ámbito científico han dedicado bastante tiempo a estudiar lo que tanto nos apena, por lo útil que resulta para conocer en tiempo real la salud del intestino grueso (colón) y el tracto intestinal. En 1998, Stephen Lewis y Ken Heaten de la Universidad de Bristol, investigaron sobre las heces y crearon la Escala de Bristol, que incluye siete tipos de heces según su forma y consistencia, donde 1 es estreñimiento y 7 es diarrea.

Imagen por: Google

Imagen por: Google

La forma de las heces varía dependiendo de lo que hemos estados haciendo, si tenemos un período de deshidratación estaremos estreñidos; en cambio, una comida muy condimentada podría causarnos diarrea.

El ideal es que salgan sin esfuerzo y sin una sensación intensa de urgencia, lo normal es que tengan la consistencia del tipo 3, 4 ó 5.

Cuando las cosas andan mal se notan, se sienten y se huelen; cuando las heces son secas (tipo 1 y 2), aunque son fáciles de limpiar, compactan deshechos de gran tamaño que podrían aplicar mucha presión por largo tiempo y desgastar las paredes del intestino grueso. El estreñimiento no es un padecimiento a la ligera, de ser recurrente o crónico, está la posibilidad de que se distienda el canal anal cuando pasan heces secas, que además de requerir esfuerzo, producen un gran dolor, lo que significa riesgo de laceración, hemorroides, prolapso y diverticulosis, que es la formación de bolsas en la pared intestinal trayendo infección o inflamación por heridas.

Del otro extremo de la Escala de Bristol encontramos las heces acuosas (tipo 6 y 7), relacionadas a infecciones estomacales o a irritación del intestino grueso. Cualquiera de las anteriores anomalías deben ser consultadas con su médico de inmediato.

¿Por qué es importante beber agua?

El intestino grueso es el centro de reciclaje de agua; imagínate, nuestro cuerpo invierte nueve litros de fluidos en la digestión (aunque no defequemos en ese volumen): 1.5 litros de saliva, 2.5 de secreciones estomacales y 0.8 de bilis. Entre más tiempos tarden los alimentos en pasar, más agua reclama el proceso y más secas serán las heces.

Si estás teniendo complicaciones, tal vez no has puesto atención en tu estilo de vida, pues éste afecta al tránsito intestinal; por ejemplo, el uso de antibióticos y analgésicos y el sedentarismo, ralentizan el tránsito y termina en estreñimiento.

Otro factor clave es la dieta, si eres de esos que no se preocupan por lo que comen, no te confíes, las personas que sufren estreñimiento son más propensas a desarrollar cáncer intestinal. Lo que se recomienda es aumentar los niveles de fibra en tu dieta y beber suficiente agua; porque si pruebas este nutriente y te hidratas, la comida absorbe el agua y se hincha, por lo tanto las heces son más voluminosas y blandas, el tránsito es más rápido, diluyendo y borrando las toxinas de tu cuerpo.

No nos estamos tomando el tiempo necesario para analizar lo que nuestro cuerpo quiere decirnos, ni para apapacharlo. Ve eliminando de tu vida la comida rápida, los refrescos y chatarra; opta por integrar más verduras y frutas, pero nunca olvides que beber agua es indispensable.

Fuente: IFLScience

Haga clic para comentar

Haz un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos el primer medio de comunicación mexicano enfocado en noticias positivas, de caracter local, nacional e internacional.

© 2015 Territorio Informativo. Territorio Informativo, TI, el logotipo, "No todas son malas noticias" son marcas registradas por Cilantro Digital Group S.A de C.V

Arriba
A %d blogueros les gusta esto: