Quantcast
País

México-Toluca más cerca que nunca

http://www.almomento.mx

Desde que Enrique Peña Nieto asumió la presidencia se contemplaron tres proyectos de transporte, uno de ellos es el Tren México-Toluca, el cual se concretó el 7 de Julio del 2014 y que se planea inaugurar en 2017.

El proyecto que ha pasado por varias dificultades y modificaciones: desde el cambio en el trazo para evitar que se afectara a pobladores y negociantes de Cuajimalpa y Álvaro Obregón, así como zonas boscosas de los límites entre la CDMX con el Estado de México, sin embargo, sigue en pie.

Se trata de un Ferrocarril de larga distancia y media velocidad, que tendrá como terminales la estación Observatorio, del Sistema de Transporte Colectivo del Metro, y Zinacantepec al poniente de la Zona Metropolitana del Valle de Toluca. Contará con cuatro estaciones intermedias, éstas son la Terminal de Autobuses en el Estado de México, Metepec-Aeropuerto, Lerma y Santa Fe.

Conectará, por Barranca del Río, las zona de Observatorio con el desarrollo inmobiliario City Center Santa Fe, en cuyo centro estará una estación; de ahí se usará en mayor parte el derecho de vía de la Autopista México-Toluca 135D , y de acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), casi todos los predios son propiedad federal de SEDENA y CONAGUA, específicamente.

Print

Imagen por: STC

La longitud total será de 58 Km, constará de 30 trenes eléctricos de cinco vagones cada uno y transportarán alrededor de 719 pasajeros. Estos trenes se podrán unir en horas pico para quedar de 10 vagones y transportar, por ende, el doble de pasajeros.

Con el proyecto se beneficiaría a 270 mil pasajeros por día, dejando de circular por la zona 250 mil vehículos al día, repercutiendo con 34 mil 500 toneladas menos de Bióxido de Carbón.

La velocidad de los trenes será de 160 km/hora, así que el trayecto en un sentido será de 39 minutos. La tarifa se estima de 40 a 70 pesos pero está sujeta a cambios cuando inicie operaciones.

El costo total del proyecto es de 44 mil millones de pesos, su financiamiento es con recursos públicos y sin subsidios.

La primera etapa de la construcción es de Zinacantepec a la Marquesa, la cual se planea ver concluida a finales del presente año. La parte del túnel bajo de la Sierra de las Cruces tiene 4.6 km de longitud, pero está detenido por falta de derechos de vía. Y la fase del Viaducto elevado Marquesa-Observatorio ha tenido modificación de 4.3 km para ya no pasar por la avenida Vasco de Quiroga, sino por Barranca del Río.

En los últimos días se ha hablado de que se conecte Metro Observatorio con el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, pero para que sea posible tendría que llegar de manera subterránea a Buenavista, a partir de ese punto saldría un tren suburbano con dirección al Aeropuerto.

Ésta fase es sólo un proyecto conceptual y falta evaluar la demanda, el número de trenes y el trazo, pero podría comenzar a concretarse a finales del presente sexenio.

Fuentes: STC, Notimex, Milenio 

Haga clic para comentar

Haz un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba
A %d blogueros les gusta esto: